Desconectar del ajetreo

Cuando estaba cansada, siempre se decía a sí misma que ella era una superheroína que podía con todo. Y era cierto, porque era capaz de levantarse todos los día al alba y preparar el desayuno para todos los hambrientos comensales en la casa rural que regentaba.

Personas ávidas de conocimiento y de buena comida. Dispuestas a engullir los más exquisitos manjares y devorar 1000 lecturas.

Personas que al igual que ella, buscaban una vida tranquila, sosegada y durante un corto período de tiempo lo conseguían. Allí se encontraban relajados y se olvidaban de sus ajetreantes rutinas.

Que este retorno a las “viejas” tradiciones de después de dos años de parón, sean recibidas con entusiasmo y prudencia.

Publicado por Mayttet

Disfrutemos de la escritura.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: