Mayttet

Nací en el 85, soy riojana y me llamo Mayte. Estudié magisterio infantil y años después magisterio de primaria. Y aunque no ejerzo como docente, tengo que reconocer, que escribir y contar cuentos para niños, me entusiasma.

No obstante, este blog no se ha creado con ese objetivo, lo que no significa que no se pueda leer algún cuento infantil.

Seis días después, del inicio de la cuarentena, empecé a notar que mis amigos, familiares no llevaban muy bien el confinamiento y entonces, decidí publicar en mi Facebook, unos escritos semi diarios, para ayudarles. Ellos/as respondieron muy bien y me animaron a realizar un blog, y este es el resultado.

Y ¿por qué hice eso? Pues, a continuación os explico más detalles de mi vida.

Sensibilidad química múltiple, fibromialgia, fatiga crónica o encefalomielitis miálgica e intolerancias alimenticias. ¿Qué son todas estas palabras? ¿Qué significan?
Voy a ser sincera, pues considero que la honestidad es un valor importante.
No sé cuándo era más feliz si antes de conocer su significado o ahora. Hace años, caía enferma muy a menudo y me consolaba diciéndome a mí misma que mi salud era débil. Y ahora que sé el porqué, me alivio con la misma frase. Entonces, ¿de qué me vale saber el significado de todas estas enfermedades? La respuesta es muy sencilla, para llegar a conocerme a mí misma, que no es tarea fácil.
Una vez dicho esto, llegó el momento de familiarizarse con mis cuatro “amiguitas”.
– Sensibilidad química múltiple (SQM): ¿Quién sufre más con esta enfermedad, los familiares o yo misma? Se supone que la persona quien la padece, o sea yo.
Resulta que esta gran “amiga” no solamente tiene la habilidad de cambiar la vida del paciente sino que también influye en las personas que nos rodean. Por lo cual es una situación bastante incómoda y hay que saber sobrellevarla.
La SQM ha hecho que mi vida de un giro de 360º, los productos y actividades que antes eran cotidianos ahora se han convertido en tóxicos y hay que acostumbrarse a la nueva e impuesta vida.

– Fibromialgia: recuerdo un día en el colegio, que no fui a clase de Educación Física porque me dolían las rodillas, y los médicos decían que era debido al crecimiento. Ahora ya no voy a crecer más, y me siguen doliendo las rodillas y otras articulaciones.
Se suponía que al parar de crecer, los dolores cesarían pero no fue así. Ellas me enseñaron y enseñan a convivir con el dolor. Con la fibromialgia no solo te duele el cuerpo sino que te pasan más cosas, pero este es un pequeño resumen y no quiero aburrir a nadie.

– Síndrome de fatiga crónica o encefalomielitis miálgica : su definición es muy sencilla, las mismas palabras lo dicen. Es como si mi cuerpo tuviera una resaca continua, algunos días más acentuada y otros menos, con la diferencia de no haber ingerido ninguna gota de alcohol. Esta enfermedad tiene más patologías, pero yo me he querido centrar en esta.
– Y finalmente, intolerancias alimenticias: en mi caso concreto: intolerancia a la fructosa-sorbitol.
No lo considero un problema. Es una limitación más a mi lista de «amigas» Hacen que me mantenga la línea.
Concluyendo, estoy enferma, sí, es un hecho inevitable. Tengo menos de 40 años pero mi energía no corresponde a mi edad biológica sino a la de una persona mayor que yo.
Es muy difícil vivir así y hay que ser muy fuerte para no caer en la desesperación.
Estoy enferma, sí, pero no me considero tal, por eso lucho todos los días por hacer minúsculos esfuerzos y así poder sobrellevar la enfermedad a mi manera, y esperar que en un futuro todo este esfuerzo obtenga su recompensa.

Concluyendo, mi enfermedad me obliga a estar confinada en casa, desde hace mucho más tiempo que la cuarentena y este es el motivo por el que se crea este blog.

Y finalmente, muchas gracias a los que me habéis motivado a crear este proyecto y a vosotros/as lectores y lectoras gracias por confiar en mí.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: