Esfuerzo.

La vida no es fácil. Y esta es una afirmación casi universal. Desde el pequeño agricultor con su pequeñita parcela, que te dirá que arar la tierra es una ardua tarea, hasta el gran deportista de élite que te comentará que para llegar hasta donde está, ha tenido que esforzarse bastante.

Y hay otra afirmación casi universal: que el esfuerzo te recompensará. Una vez, me dijeron, que la vida es la resolución de constantes problemas. Y que algunas veces, te equivocarás y otras acertarás. Pero siempre tendrás que esforzarte para sacar lo mejor de ti.

Y esto es, lo que estamos haciendo ahora mismo, sacando lo mejor de nosotros/as y solucionando este “problema”.

(Publicado en Facebook el 10 de abril)

Luchar, resistir.

Los días pasan, y seguimos luchando contra un enemigo silencioso. Los días pasan, y seguimos luchando contra nosotros/as mismos/as. Los días pasan, y seguimos luchando contra la adversidad, el aburrimiento, el abatimiento, la ira, la tristeza, la nostalgia… Los días pasan, y seguimos y seguiremos luchando, porque el espíritu de supervivencia es invencible. Los días pasan y seguiremos luchando, porque hemos re descubierto el poder de nuestra fuerza interior.

(Publicado en Facebook, el 7 de abril)

El miedo, no da tanto miedo

El miedo, ese gran enemigo o amigo. El miedo, hace que seamos prudentes e imprudentes. El miedo, hace que seamos héroes o cobardes.

En esta situación, creo que, el miedo está jugando a nuestro favor, hace que seamos héroes. Hace que permanezcamos en cuarentena cuidando a nuestros seres queridos. Hace que aquellas personas que salen a la calle a trabajar, sean prudentes y nos cuiden a nosotros, a los que no podemos salir.

El miedo, saca lo peor y lo mejor de cada ser; y nosotros, debemos estar orgullosos, porque estamos demostrando que el miedo no puede con nosotros, que nosotros somos más fuerte que el.

(Publicado en Facebook, 4 de marzo)

Relato romántico.

Hoy toca evadirse del mundo. Tanto coronavirus nos está volviendo locos/as. Y para ello, os dejo este pequeño relato romántico.

– Al igual que el agua, fluyendo por diversos lugares, atravesando pendientes, prados… y siempre desembocando en la mar, vuestro amor atravesará momentos difíciles y siempre os reencontrareis.

– Al igual que el fuego, que calienta en las noches frías y también provoca incendios, vuestro amor se llenará de pasión.

– Al igual que el aire, que puede ser como una suave brisa o como un gran huracán, vuestro amor también sufrirá cambios bruscos.

– Y finalmente, al igual que la tierra, que se puede desquebrajar o ser firme, dependerá de vuestro amor construir futuros cimientos.

(Publicado en Facebook el 2 abril)

Pésame a los familiares víctimas del COVID 19.

Cuando empezó la epidemia, pensé: llegará un momento en el que los telediarios hablen de fallecidos y ya no nos sorprenda. Pues, desgraciadamente, para mí, ese día ya ha llegado. Poco a poco, nos estamos acostumbrando a escuchar elevadísimas cifras de fallecidos. Los medios de comunicación, hacen todo lo posible por dar ánimos y no desmotivar, pero esta situación es complicada. Desde aquí, me gustaría dar el pésame a los familiares de los fallecidos. Decir que la vida sigue y que seguramente esos familiares querrían que nosotros luchásemos para poder conseguir nuestros sueños.

¿Cuánto nos ha cambiado el confinamiento?

 Es sorprendente y admirable la adaptación del ser humano. Poco a poco, hemos adaptado este confinamiento a nuestro modo de vida. O nuestro modo de vida al confinamiento. Vamos haciendo nuestras rutinas. Y vamos aprendiendo nuevos retos.

Por ejemplo, ahora ya no vas a un bar para socializarte, simplemente esperas a que sean las ocho de la tarde, y sales al balcón o la terraza.

Todo esto hace, que veas la vida, desde una perspectiva distinta. Ahora ya no te importan todas esas cosas a las que antes le dabas importancia. Porque, ¿qué es lo realmente importante? ¿adaptaremos parte de este estilo de vida, cuando todo esto termine? ¿este confinamiento, nos está cambiando? Y si es así ¿cuánto nos está cambiando?

(Publicado en Facebook el 31 de marzo)

En las casas, la vida sigue.

Los medios de comunicación, siempre nos han informado de lo que sucede a nuestro alrededor. Y ahora, más que nunca. Debemos gestionar esa información para no caer en la sobresaturación de datos.

Seamos conscientes de lo que sucede, pero sin llegar a agobiarnos. Porque, si solamente prestamos atención a esta crisis, no vamos a ser el apoyo que nuestras familias necesitan y merecen. Y aunque, en estos momentos, nos cuesta verlo. Dentro de nuestras casas, sigue la vida: hay modestas celebraciones de cumpleaños, de aniversarios etc. Y este es el motivo, por el que debemos estar informados pero no obsesionados.

(Publicado en Facebook, 30 de marzo)

Agradecimiento trabajadores esenciales.

Ayer, se restringió un poco más el estado de alarma y sólo pueden ir a trabajar in situ, aquellos cuyos trabajos sean esenciales.

Desde aquí, mi pequeña ventana al mundo exterior, me gustaría dar las gracias a aquellos/as que a pesar de la incertidumbre, la ansiedad… van todos los días a sus puestos de trabajo.

Quiero agradecer el trabajo a todos vosotros, pero si me permitís, escribiré sobre aquellos que conozco: en estos momentos, en los que necesitamos saber cómo se encuentran nuestros seres queridos, la telefonía móvil es una herramienta muy útil y os puedo asegurar, que los técnicos no pararán de trabajar.

Y a vosotras, mis chicas y mi chico, que sois un ejemplo para los otros trabajadores esenciales, ya que vosotras estáis en primera línea, veis toda la realidad que nosotros, los que estamos en nuestras casas, no vemos. No debe ser nada fácil estar trabajando en un hospital, en estos días, y sin embargo, allí estáis incansables y con una sonrisa.

Seguid así.

(Publicado en Facebook 29 marzo)

No huyamos de los problemas.

No hay que huir de los problemas. Una frase, que seguramente, a lo largo de vuestras vidas, habréis oído. Y yo me pregunto, y de los conflictos ¿hay que huir? En la situación, en la que estamos ahora, nos lo ponen un poco difícil, porque ya no se puede dar un portazo a la puerta de entrada y salir huyendo.

La convivencia, hace que los sentimientos y las rencillas afloren. Pero, hay que saber afrontarlos y solucionarlos. Para que así podamos afrontar esta nueva situación. 

(Publicado en Facebook 28 marzo)

Nostalgia de tiempos pasados.

Bebiendo un té, reunida con las amigas/os en esa cafetería que tanto nos gustaba, esas tardes, noches de cine o series interminables, en la cual el sofá o la cama te “absorbían”, esas comidas bulliciosas y contundentes alrededor de la familia etc.

Son recuerdos que sin quererlos te vienen a la memoria. Es muy fácil, caer en la melancolía y vivir de ellos, pero eso no estaría bien. Eso no te permitirá luchar por el día a día. ¿cualquier tiempo pasado fue mejor? Yo creo, que simplemente fue distinto. Seguiremos luchando, y recordando esos momentos de alegría, pero sin que nos hagan daño. Utilicemos esos recuerdos para  seguir luchando y resistiendo.

(Publicado en Facebook, 27 de marzo)

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar