Daga del amor

Para llorar, no solo hay que sufrir y para sufrir no solamente hay que llorar.

El niño amado llora y ríe a la vez. Se da cuenta de que siempre estará feliz, pues el amor le invade.

Pero lo que realmente no sabe es que el amor es una daga de doble filo. En un lado te muestra la bondad y con ella puedes conseguir la gloria y por el otro lado, te muestra la venganza y con ella obtener incluso hasta la muerte.

Él portaba el filo de la gloria, el de los enamorados. Pero un día, ese amor, dejó de existir y esa daga demostró su lado más terrorífico y él no dudó en empuñarla. La ira le invadió y todo el amor de aquellos días, quedaron en olvidados recuerdos de los que nunca quería rememorar.

Tuvieron que pasar muchos años, para que esos dulces recuerdos volvieran a invadir su mente y se diera cuenta de que aquel amor lo marcó de por vida.

Publicado por Mayttet

Disfrutemos de la escritura.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: